La impresión a gran formato es una técnica que ha revolucionado el mundo de la publicidad y comunicación desde hace ya algunos años. En un entorno donde destacar es clave, contar con publicidad en amplias dimensiones ofrece una ventaja distintiva frente a competidores.

Desde MAT Publicidad, Soluciones Integrales en comunicación, te explicaremos qué es la impresión a gran formato y cómo se debe preparar los archivos para obtener los mejores resultados cuando estos se impriman y se utilicen.

¿Qué es la impresión a gran formato?

La impresión a gran formato se refiere a la capacidad de imprimir imágenes y gráficos en dimensiones considerables, generalmente destinadas a ser exhibidas en espacios públicos o comerciales. Este tipo de impresión es ideal para carteles publicitarios, vallas, pancartas, lonas publicitarias, entre otras que veremos más adelante.

Con ellas se consigue la máxima visibilidad del anuncio a la vez que se minimiza el impacto medioambiental que las impresiones en publicidad tradicional (como los folletos o panfletos) no pueden lograr, debido al gasto de papel.

Tipos de impresiones a gran formato

Existen diversos tipos de impresiones a gran formato dentro de la impresión digital, cada uno con sus características y aplicaciones específicas. Elegir entre uno de ellos depende de factores como tus necesidades, público que deseas impactar y presupuesto.

  • Lona publicitaria. Una de las más grandes formas de promoción tradicional, la lona  permite una indudable forma de impacto visual tanto para espectadores cercanos como lejanos. Se trata de una impresión ideal para exteriores.
  • Vinilo de corte. Mediante el uso del corte de piezas, se pueden crear infinidad de letras y mensajes destinados principalmente a escaparates, fachadas, zonas de interior, elementos decorativos, etc. 
  • Vinilo fundición. Se adapta a superficies curvas y texturizadas, por lo que la convierte en la mejor opción para vehículos.
  • Lienzo impreso. Aporta textura, un elemento distintivo, para añadir a los espacios, formas de impresión o elementos decorativos.
  • RollUps y Photocalls. Soportes publicitarios móviles de gran calidad, perfectos para eventos o campañas temporales, con montaje sencillo.
  • Adhesivos troquelados. Elementos para colocarse en muchos espacios de manera sencilla y barata. Su uso puede ser etiquetas personalizadas o decoración de escaparates, entre otros.

¿Qué necesitas para una impresión a gran formato?

Para llevar a cabo una impresión a gran formato de calidad, es fundamental contar con la maquinaria adecuada para ello. Siendo honestos, no existe la maquinaria ideal para que tus diseños o archivos sean totalmente fieles a como pretendías que fuese ya que puede que exista alguna ligera variación entre el original y el resultado final.

En las instalaciones de MAT Publicidad contamos con la última tecnología en maquinaria de impresión de gran formato flexible, como la tecnología de 3ª generación Látex HP. Utilizamos tintas a base de agua, diseñadas con un absoluto respeto al medio ambiente, lo que nos permite ofrecer una impresión inodora de larga duración, con máxima calidad y una reproducción nítida de los colores.

Cómo preparar un archivo para impresión a gran formato

Como ya hemos comentado, no es lo mismo la impresión en gran formato como una valla publicitaria que la impresión de imágenes para fotografías o un cartel de pared. Preparar un archivo para impresión a gran formato requiere atención a detalles y un conocimiento básico de los requisitos técnicos. ¡Desde MAT Publicidad, impresión a gran formato, te ayudamos a saber cómo preparar un archivo para la impresión a gran formato!

PASO 1. Selecciona el software adecuado: Photoshop, Illustrator, Indesign u otro

Utiliza el programa de diseño gráfico que más se ajuste a lo que quieres realizar. Estos programas trabajan con mapas de bits (como Adobe Photoshop) o con vectores (como Adobe Illustrator), y te permitirán trabajar adecuadamente los formatos de archivo necesarios para impresiones de gran tamaño.

PASO 2. Define el tamaño y la resolución del archivo

Determina las dimensiones exactas del archivo según el tamaño de la impresión que quieres realizar. Esto varía dependiendo de lo que quieras imprimir: una lona publicitaria no tiene el mismo tamaño que un vinilo de fundición. Consúltalo previamente con el proveedor antes de generar el archivo.

Además, para impresiones a gran formato, se requiere una resolución de al menos 150-300 píxeles por pulgada (ppp) para obtener una calidad óptima.

PASO 3. Elige el modo de color adecuado

Para impresiones a gran formato, es recomendable trabajar en modo de color CMYK, ya que este es el espacio de color estándar para impresión. Si el diseño es para visualización digital, puedes trabajar en modo de color RGB (rojo, verde, azul), pero asegúrate de convertirlo a CMYK antes de enviarlo a imprimir.

PASO 4. Utiliza imágenes de alta resolución

Si tu archivo incluye imágenes, asegúrate de utilizar imágenes de alta resolución (300 ppp) para evitar la pérdida de calidad cuando se impriman a gran tamaño. Para ello, te recomendamos utilizar imágenes de algún banco de imágenes, cuya resolución suele ser alta y fiel.

No te olvides de verificar que las imágenes estén incrustadas en el archivo y no simplemente vinculadas, para evitar problemas de pérdida de conexión cuando transfieras el archivo.

PASO 5. Configura los márgenes y sangrados

Añade márgenes alrededor del diseño para evitar que los elementos importantes se corten durante el proceso de impresión. Lo mejor es que centres la información más importante en el centro, dejando un proporcional de 5% como margen a cada lado.

También es importante que incluyas sangrados adicionales si el diseño se extiende hasta el borde del material impreso. Nuevamente, consultar las especificaciones del servicio de impresión te ahorrará sustos inesperados.

PASO 6. Convierte los textos en trazados

Este paso es solo opcional si en tu archivo se incluyen textos que piensas que se pueden perder al imprimirse, sobre todo en los trazados. Para garantizar que los textos se muestren correctamente y no haya problemas al imprimir, convierte todos los textos en trazados (o curvas). El objetivo es convertir los textos en formas vectoriales que se puedan imprimir sin problemas de compatibilidad de fuente.

PASO 7. Revisa y guarda el archivo correctamente

Antes de enviar el archivo, realiza una revisión final para asegurarte de que todos los elementos estén en su lugar y de que no haya errores de diseño, ortográficos o de derechos de autor.

Para guardar el archivo en un formato compatible con la impresora te recomendamos, nuevamente, consultarlo a la empresa que te lo imprimirá. No obstante, el formato PDF de alta resolución o TIFF son los más comunes para esta técnica de impresión.

En MAT Publicidad, especialistas en impresión a gran formato, nos destacamos por ofrecer soluciones creativas y tecnológicamente avanzadas, tanto en impresión a gran escala como en otros servicios de diseño y comunicación. Nuestro enfoque innovador fortalece la imagen de tu empresa, conectándola con tu audiencia y mejorando tu posición en el mercado. Contáctanos hoy y descubre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus objetivos de negocio.

Abrir chat
¡Hola!
Podemos ayudarte!

Escríbenos al correo ✉ info@matpublicidad.es
Contáctenos +34 685 125 103 ó 955 000 717

Escríbenos y solicita tu presupuesto gratis.